Harper's Bazaar
Buscador

Cómo quitarle años de encima a tu melena

Si te molestas en aplicar crema antiarrugas sobre el rostro cada día, ¿por qué no prestarle la misma atención a tu cabello?

Inés Martínez
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Cómo quitarle años de encima a tu melena

Pérdida de firmeza, arrugas, manchas… Cuando hablamos de los signos que evidencian el paso del tiempo en la piel, identificar la forma en la que se manifiestan resulta fácil. Sin embargo, ¿por qué no nos preocupamos de la misma manera por el envejecimiento de nuestro cabello? Efectivamente, el pelo también sufre al cumplir años y nuestras rutinas pueden agravar esta situación. Hablamos con Sofía García Hercilla, directora supervisora del Instituto Médico Dermatológico, para aprender a detectar, prevenir y tratar los signos más comunes. 

¿Cómo sé si lo que le pasa a mi pelo es normal? 

A la hora de detectar los principales síntomas de envejecimiento, Sofía identifica “la debilidad capilar, el acortamiento de la fase anágena (ciclo natural de crecimiento del cabello que puede durar entre 2 y 6 años) y los efluvios telógenos (fase de caída del cabello tras la que no crece el pelo como sucedería en condiciones normales) como protagonistas”. 

Aun así, no podemos señalar a un único culpable. En esta pérdida progresiva del cabello intervienen factores varios como nuestra predisposición genética o la cantidad de estrés con la que lidiemos, así como ciertas enfermedades y medicamentos. Los cambios hormonales a partir de la adolescencia también se consideran agravantes a la hora de sufrir pérdidas de cabello, pudiendo acentuarse la situación durante el período posparto o en episodios menopáusicos. Pero tranquila, antes de entrar en pánico, piensa que son fases de ajuste del propio cuerpo que podrás controlar con ayuda de un especialista. Como no existe una edad concreta ni un patrón infalible en estos casos, recomendamos estar atentos a los síntomas y no tomar ninguna decisión hasta que nos hayan hecho un diagnóstico personalizado. 

Siguiendo con el ‘top cambios' que harán saltar las alarmas de un pelo maduro están sin duda las canas, un look que inevitablemente asociamos a las personas de más edad que ya no se esfuerzan en ocultarlo. Y aunque, de nuevo, dependa de cada persona, la disminución de melanina en el cabello que provoca ese característico color blanquecino tiende a manifestarse generalmente a partir de los 30 años, tal y como informan desde el Instituto Médico Dermatológico. Sin embargo, una vez más, el cóctel hereditario de nuestro cuerpo y el estrés (¿a qué estás esperando para tomarte la vida con más calma?) podrán condicionar su aparición prematura. 

Malas noticias, el pelo canoso suele ser de peor calidad, presentará menos brillo, menos hidratación será más propenso a romperse y no estará protegido contra los rayos ultravioletas. Peores noticias, no podemos evitar el proceso natural de pérdida melanina (véase la aparición de canas), así que en los meses de verano recurrir a pañuelos y protectores capilares es imprescindible. Sim embargo, sí podremos incidir en la textura, la densidad o la suavidad.

1024.700.2

¿Cómo puedo prevenir el envejecimiento?

Más allá de ver pasar el tiempo, manejar tu estrés y controlar los cambios hormonales, tu alimentación e higiene desempeñan un papel activo en este proceso. Es vital llevar una dieta equilibrada en la que no falten vitaminas y minerales esencias. Además de pescado, carne roja, legumbres, lácteos y huevos, verduras como las espinacas, la zanahoria, la cebolla, el tomate y el ajo serán tus aliados. Desde el blog de IMD recomiendan un batido que, además de ayudar a combatir el calor, actua como un auténtico cóctel antiedad: manzana, pepino, espinacas, cubitos de hielo y una cucharada de miel si quieres darle un toque dulce conforman esta receta cargada de vitamina C, calcio, magnesio, hierro y ácido fólico que regenerará tu cabello.

En cuanto a la higiene capilar, se recomienda utilizar productos específicos para cada tipo pelo (hay que empezar a leer bien las etiquetas del champú), adecuar el lavado a cada rutina (sí, tal vez tengas que lavarlo más los días de gimnasio, pero habrá otros que puedas darle un respiro) y aclararlo con agua tibia. Ah, y frotar con la toalla también está prohibido. 

¿Cómo le planto cara al cabello envejecido?

“Las terapias de láser de baja potencia, la ozonoterapia, el tratamiento de plasma rico en plaquetas, la ayuda de activación de riego y la bioestimulación transdérmica son muy eficaces para devolverle al cabello su juventud”, explica Sofía García. Desde el Instituto Médico Dermatológico ofrecen gran parte de estos tratamientos como el láser, que favorece el riego sanguíneo y estimula la producción de cabello, dotándole de volumen, suavizando su textura y favoreciendo la aparición de nuevo pelo. Otra opción a tener en cuenta es el tratamiento de plasma rico en plaquetas, que consiste en inyectarle al paciente su propia sangre enriquecida con vitaminas y oligoelementos, entre otros, en el cuero cabelludo para favorecer la regeneración del tejido y la aparición de nuevo cabello. Asimismo, la bioestimulación transdérmica nos ayuda a prevenir el envejecimiento y la caída al realizar cientos de microperforaciones por segundo en el cuero cabello, estimulando la formación de colágeno y permitiendo una mayor penetración de tratamientos complementarios como el minoxidil. 

Por último, queremos darte un ‘tip’ más sobre lo que no debes hacer si quieres que tu melena rejuvenezca: obsesionarte. Es normal perder hasta 100 cabellos al día, así que no entres en cólera cada vez que encuentres un puñado de ellos en el peine. En su lugar, cuida la alimentación y recuerda que, ahora más que nunca, protegerte del sol y de los efectos del mar resta años. 

Etiquetas: Belleza
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook
Ver más articulos