Buscador
cerrar

Otoño-invierno 2015-2016

Tom Ford

Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Está por ver qué tal resultado le da a Tom Ford eso de trasladar su desfile a Los Angeles desde la Semana de la Moda de Londres, pero de entrada, la jugada parece redonda. Programado para la primera jornada de London Fashion Week (lo que significa que el grueso de los medios y demás figurantes está todavía en tránsito) y a tan solo dos días de la gala de los Oscar (lo que implica que Los Ángeles esté tomada por la prensa internacional y con la industria cinematográfica a punto), el diseñador decidió hace unos meses presentar su colección de otoño-invierno 2015-16 en L.A. Allí tiene casa y estudio, y allí suele pasar de todas maneras dos semanas al año por estas fechas para vigilar de cerca a los actores -normalmente varios hombres y una mujer- a los que suele vestir para los Premios de la Academia.

Este año todas las papeletas las tiene su musa Julianne Moore -nominada en la categoría de mejor actriz por "Siempre Alice"- aunque a juzgar por la cinematográfica audiencia presente en su desfile angelino, cualquiera puede ser la afortunada. De Gwyneth Paltrow, a la que ya vistió en 2012 con aquel vestido blanco con capa que pasó a la historia, a Reese Witherspoon, Amy Adams, Elizabeth Olsen, Scarlett Johansson, Sofia Vergara o Angelica Huston, y en otro orden de cosas, Miley Cyrus, Jennifer Lopez o Fergie.

Sobre la pasarela cubierta de pétalos de rosa -lo que nos lleva de vuelta a su último desfile para Gucci, sobre el que también cayó una lluvia de flores cuando Tom Ford salió a saludar- modelos a la altura del público; de Karlie Kloss a Anna Ewers pasando por Joan Smalls, Daphne Groeneveld, Lindsey Wixson o las hermanas Bella y Gigi Hadid (no, ninguna Kardashian presente en la sala).

El recurso de las flores no es lo único que Ford recupera de su época dorada al frente de la casa italiana si bien las referencias del diseñador para esta colección encuentran su origen en su Texas natal: del tratamiento del denim, con el que elabora faldas y cazadoras vaqueras a parches, sobre las que monta piezas de pieles exóticas, a los recurrentes flecos que lo mismo trabaja en ante que en terciopelo sobre todo tipo de prendas. De ahí al toque Lejano Oeste decimonónico en muchas de sus siluetas. Especialmente sus blusas de hombros abultados y mangas abombadas. La carta del glamour Hollywoodiense se la reserva, cómo no, para la noche. Sus mejores galas incorporan sinuosas figuras geométricas en colores vivos, estratégicamente aplicadas también en forma de paneles en materiales nobles y lustrosos alternados con transparencias. Eso sí, las justas. Lo justo para adaptarse, por si acaso, a la etiqueta que requieren los Oscars.

okgtres_u274635_002 copia 3
okgtres_u274635_003
okgtres_u274635_004
okgtres_u274635_005
okgtres_u274635_006
okgtres_u274635_007
okgtres_u274635_008
okgtres_u274635_010
okgtres_u274635_012
okgtres_u274635_013
okgtres_u274635_014
okgtres_u274635_015

Ver más imágenes

APP Bazaar
Ver más articulos