Harper's Bazaar
Buscador

Primavera-verano 2016

Michael Kors

Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Laia Cenea

Sasha Pivovarova, Erin O'Connor, Kendall Jenner, Maartje Verhoef y Julia Nobis han abierto el desfile Primavera/Verano 2016 de Michael Kors. El pasado que siempre vuelve (también estaba Frankie Rayder) y el presente que quién sabe si volverá se dan la mano para presentar lo nuevo de un carismático veterano que siempre estuvo, y no tiene ninguna intención de dejar de estar. Kors, rey de la licencias que tras la salida a bolsa de su compañía hace tres años ha logrado triplicar sus ingresos, es uno de los diseñadores con mayor poder de convocatoria de la Semana de la Moda de Nueva York.  Momento en el que su marca de lujo accesible se olvida de colonias, relojes y carteras, y eleva su discurso para subirse la pasarela.

Kors es uno de esos diseñadores que tiene un solo estado de ánimo y utiiliza siempre el mismo lenguaje. En sus colecciones no hay sitio para un lado oscuro. Ni dramático, ni nostálgico, por mucho que de vez en cuando eche la vista atrás. Su ropa no busca precisamente conectar emocionalmente con crítica ni público sino algo mucho más elemental. Claro que el margen de error es mínimo cuando estás abonado a una (única) fórmula que en su caso, nunca falla. Esta temporada su oferta se refuerza con flores cortadas y aplicadas sobre vaporosos y fluidos vestidos camiseros, su apuesta estrella. Faldas evasé y tipo pareo, bodies ajustados o blusas tipo túnica sobre pantalones tipo sastre; cortes, volantes y tablas; bañadores, gabardinas y cárdigans de lana; todo en colores neutros o subidos de tono como el azul, el rojo y el naranja. Un estudiado juego de contrastes entre el calor y el frío, la playa y la oficina o lo básico y lo sugerente, como a Kors le gusta, para tener cubiertos todos los frentes.

_ALE0410
_ALE0419
_ALE0440
_ALE0451
_ALE0464
_ALE0478
_ALE0491
_ALE0504
_ALE0516
_ALE0535
_ALE0544
_ALE0572

Ver más imágenes

APP Bazaar
Ver más articulos